El hígado de pollo es una de las principales fuentes de hierro, proteínas y vitaminas (proteína B12 y vitamina K entre otras). Es por ello que se recomienda su consumo en las distintas etapas de desarrollo (embarazo, niñez y adolescencia). Aún así, es un alimento del que no se debe abusar debido a que el hígado es el órgano donde se filtran todas las toxinas (aunque estas son mínimas en el hígado procedente de pollos ecológicos).
Ingredientes:
– Hígado de pollo.
– Arroz integral o blanco (El tiempo de cocción del arroz integral es bastante superior al blanco).
– Aceite de oliva virgen extra.
– Tomate.
– Cebolla.
– Pimiento verde.
– Pimiento rojo.
– Zanahoria.
– Ajo.
– Vino.
– Agua.
– Sal
– Albahaca.
– Cúrcuma.
– Pimienta negra molida.
– Nuez moscada.
Elaboración:
– Se fríe toda la verdura (empezando por el ajjto), se sazona y se le echa albahaca. Cuando las verduras estén pochaditas, se le añade el hígado.
– A continuación se echa el vino (medio vasito aproximadamente) y se le da unas vueltas al hígado para que se haga un poco. Cuando el hígado esté prácticamente hecho se le echa agua.
– Añadimos el arroz, junto con una cucharada de cúrcuma y agua. Pasados unos minutos añadimos la pimienta negra molida. Minutos más tarde, la nuez moscada. Hay que tener en cuenta que si se ha elegido arroz integral éste puede tardar prácticamente el doble de tiempo en cocerse que el arroz blanco. Esto hay que tenerlo muy en cuenta para el paso previo de tiempo cocción del hígado.
– Se va removiendo de vez en cuando y echando agua cuando se precise.
– Una vez terminado dejar reposar durante diez minutos.

Enviado por Cocinillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *